Ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por una preocupación y ansiedad excesivas por una variedad de cosas y situaciones. La preocupación persiste y no puede reducirse a pesar de los esfuerzos por apaciguarla.

Los síntomas comunes de la ansiedad generalizada incluyen dificultad para dormir, dificultad para concentrarse, irritabilidad, tensión muscular, inquietud y fatiga. La ansiedad generalizada afecta la capacidad de funcionar en muchas áreas de la vida y puede causar complicaciones resultantes. Es tratable con medicamentos y terapia.

La ansiedad es un término general que describe una variedad de estados mentales subjetivos que generalmente surgen en respuesta a factores estresantes tanto internos como externos. Las preocupaciones, las dudas y, a veces, incluso la ansiedad, son parte de una vida sana. Es natural y esencial para nuestro bienestar sentirnos nerviosos de vez en cuando por la incertidumbre o el peligro que se avecina.

Sin embargo, cuando estas preocupaciones comiencen a sentirse incontrolables, persistentes y causen una angustia significativa o un deterioro en su vida cotidiana, puede ser el momento de buscar ayuda.

El TAG se caracteriza por una preocupación persistente, incontrolable, excesiva y, a menudo, irracional por todo, pero también por nada en particular. Esto es ligeramente diferente de otros trastornos de ansiedad, ya que es una sensación difusa de ansiedad que cubre la mayoría de los aspectos de la vida de una persona.

Mientras que alguien con fobia a las arañas puede estar constantemente preocupado por una futura interacción con una araña, o una persona con trastorno de ansiedad social puede tener miedo de participar en situaciones sociales, una persona con TAG puede experimentar una sensación general de ansiedad al pensar en ambos. cosas, así como múltiples de otras partes de su vida.

Las personas con GAD están preocupadas por una variedad de preocupaciones, que pueden incluir temas como la salud, la muerte, los desastres, el dinero, la familia, los amigos o el trabajo.La idea de que ocurra un evento terrible puede causar una preocupación interminable, mientras que experimentar un evento adverso menor puede verse como una catástrofe.

La preocupación excesiva y el catastrofismo se acompañan de otros síntomas psicológicos y físicos inespecíficos.

¿Qué lo causa?

Se desconoce la causa del trastorno de ansiedad generalizada. Algunos estudios muestran que podría transmitirse a través de la familia (genética).

Algunos problemas como el hipertiroidismo pueden causar síntomas de ansiedad generalizada.

Algunos medicamentos pueden causar preocupación y estrés o empeorar su estrés, como los medicamentos con anfetaminas (Ritalin) o demasiada cafeína. Las drogas ilegales como la cocaína también pueden causar estos síntomas. Asegúrese de hablar con su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando.

¿Cuales son los sintomas?

El trastorno de ansiedad generalizada puede hacer que se sienta preocupado y estresado por muchas cosas casi todos los días. Es posible que le resulte difícil controlar su preocupación.

Los síntomas incluyen:

Sentirse cansado o de mal humor. Es posible que le cueste concentrarse.
Tener dolores de cabeza o dolores musculares.
Sentirse tembloroso, sudar o tener sofocos.
Sentirse mareado, enfermo del estómago o sin aliento.
Sentir que no puedes relajarte. O asustarse fácilmente.
Tener problemas para conciliar o permanecer dormido.

¿Cómo se diagnostica?

Su médico le preguntará acerca de su salud y con qué frecuencia se preocupa o se siente ansioso. Las personas con trastorno de ansiedad generalizada tienen más preocupación y estrés de lo normal. Se sienten preocupados y estresados ​​por muchas cosas casi todos los días. Y estos sentimientos han durado por lo menos 6 meses.

Su médico también puede preguntarle acerca de otros síntomas, como si usted:

Sentirse inquieto.
Siéntete cansado.
Tiene dificultad para pensar o siente que su mente se queda en blanco.
Sentirse malhumorado.
Tener los músculos tensos.
Tener problemas para dormir.

Un examen físico y pruebas pueden ayudar a asegurarse de que sus síntomas no sean causados ​​por una afección diferente, como un problema de tiroides.

Complicaciones del trastorno de ansiedad generalizada

Los síntomas emocionales y físicos del trastorno de ansiedad generalizada pueden indicar que alguien tiene esta afección, pero también hay otros signos. La preocupación y el nerviosismo excesivos causados ​​por la ansiedad pueden filtrarse en muchas áreas de la vida y desencadenar complicaciones que van de leves a graves. Las complicaciones son especialmente probables en cualquier persona que no esté recibiendo tratamiento para la ansiedad. Algunas de las posibles complicaciones que puede experimentar alguien que vive con un trastorno de ansiedad generalizada incluyen:

Incapacidad para completar tareas y, como resultado, bajo rendimiento en el trabajo o la escuela.

Retiro social y aislamiento
Falta o reducción de la participación en actividades y eventos sociales.
Abuso de sustancias y adicción
Pensamientos y conductas suicidas
Otras enfermedades mentales, como depresión, trastorno de pánico, trastorno obsesivo-compulsivo y fobias
Dolor crónico
Mayor susceptibilidad a la enfermedad.
Condiciones médicas crónicas, como el síndrome del intestino irritable o migrañas

El trastorno de ansiedad generalizada es tratable

Vivir con el trastorno de ansiedad generalizada es muy desafiante , pero es tratable. Con un buen diagnóstico de un profesional, una persona puede participar en un plan de tratamiento que reduce y controla la ansiedad y permite un mayor control sobre la propia vida. Tanto el tratamiento ambulatorio como el de hospitalización son opciones, pero la atención residencial brinda el beneficio de poder concentrarse realmente en el tratamiento durante un período prolongado sin distracciones.

El tratamiento para el trastorno de ansiedad generalizada generalmente involucra terapias conductuales que ayudan al paciente a aprender a ser más consciente de los pensamientos negativos y a tomar medidas para cambiarlos. El tratamiento a menudo también se basa en medicamentos contra la ansiedad que ayudan a inducir la relajación y reducir el estrés y la ansiedad. El manejo de la ansiedad también requiere un buen apoyo social y un cuidado personal positivo que puede incluir el manejo del estrés, técnicas de relajación y cambios en el estilo de vida.

Si bien vivir con ansiedad generalizada es difícil y causa síntomas que a veces pueden ser abrumadores, hay esperanza para cualquier persona con esta afección. Reconocer los signos de ansiedad es el primer paso, y el siguiente es acercarse y pedir ayuda. Solo con un diagnóstico adecuado de un profesional de la salud mental se puede implementar un plan de tratamiento efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.